0
  • An empty cart

    You have no item in your shopping cart

Enter your keyword

post

39 Aniversario del Cierre de la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización

39 Aniversario del Cierre de la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización

Con el objetivo de reducir el porcentaje de analfabetismo en todos los rincones de Nicaragua, se elaboró el proyecto revolucionario La gran cruzada Nacional de Alfabetización”, accionado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El 23 de marzo de 1980, se llevó a cabo la mayor hazaña de un pueblo unido, la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización, en la que participaron 95,582 estudiantes, maestros, trabajadores de la salud, asesores pedagógicos, conductores, oficinistas y amas de casa, así como, cooperantes de cuba y otros países hermanos.

Ellos enseñaron a leer y escribir a 406,056 nicaragüenses, reduciendo la tasa de analfabetismo de un 50.35% a un 12.96%, en el país.
Un 23 de agosto de 1980 se dio por finalizado la cruzada de alfabetización, cada barrio, pueblo o ciudad se ondeaban banderas que indican que era territorio libre de analfabetismo.

La cruzada fue un gran movimiento de masas, participaron miles nicaragüenses, también se sumaron miles de maestros mandados por Cuba y cooperantes internacionales, se estima que fueron más de 60,000 los participantes.
El alfabetizador se acercaba de igual forma al alfabetizado, aprendía y enseñaba. Compartía las labores de la Tierra y aprendía a sembrar y a recolectar, mientras que en el intercambio ensaña a leer y a escribir.

En esta obra también costo vidas humanas, compañeros que fueron atacados por fuerzas antirrevolucionarias que produjeron 9 muertes, entre unos de ellos esta Georgino Andrade.

Este programa educativo, estuvo inspirado por el comandante Carlos Fonseca Amador, quien, desde su lucha en la montaña, expresó, a los que instruían en prácticas guerrilleras a campesinos del norte nicaragüense: «… Y también enséñenles a leer».

La Cruzada Nacional de Alfabetización es la mayor proeza educativa y cultural de la historia de Nicaragua. Este acto de gran magnitud fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), con la concesión de la distinción Memorias de la Humanidad en el 2007. Anteriormente había recibido el reconocimiento de la Unesco en 1981 con la medalla Nadezhda Krúpskaya.