0
  • An empty cart

    You have no item in your shopping cart

Enter your keyword

post

Forma de vida y organización de los primeros pobladores de América

Forma de vida y organización de los primeros pobladores de América

Los primeros pobladores de América eran nómadas; se trasladaban continuamente de un lugar a otro persiguiendo rebaños de animales, los cuales cazaban para alimentarse. Inicialmente se dedicaban a cazar grandes mamíferos de clima frío: bisontes de largos cuernos, mastodontes, mamuts, megaterios, caballos salvajes, perezosos gigantes, camellos prehistóricos y otros animales que ya no existen. También se dedicaban a la recolección de frutos silvestres y cogollos.

Sus herramientas y armas las construían a base de piedras y huesos. Pulimentaban la piedra hasta dejarla afilada y puntiaguda y luego la integraban a sus armas  como puntas de lanzas y flechas. Con estas piedras y  huesos también fabricaban raspadores que utilizaban para quitar la piel a los animales que cazaban con las cuales confeccionaban sus vestidos y tiendas. A este período, el de los cazadores de grandes mamíferos de clima frío, se le conoce como paleoindio y duró desde que llegaron los primeros inmigrantes a América, hace 40.000 años, hasta el 7.000 a.C.

Origen de la agricultura. Hace 7.000 años aproximadamente, la glaciación cesó y las condiciones ambientales cambiaron, producto del cambio climático que comenzaba a manifestarse. El clima se tornó más benigno, surgió la flora  actual y los grandes mamíferos sucumbieron. En consecuencia, la cultura de los antiguos pobladores de América también cambió y se vieron obligados a cazar pequeñas presas lo que requería de nuevas técnicas de caza; dependieron más fuertemente de la recolección de frutos; se dedicaron también a la recolección de moluscos y conchas y también a la pesca. Empezaron a ser sedentarios estacionales, es decir que permanecían en un sitio durante el invierno y en la estación seca se trasladaban a otro lugar, y en la medida que se convirtieron en sedentarios surgieron nuevas necesidades como la casa para habitar, vasijas para prepararse y guardar sus alimentos y también herramientas para cultivar.
Evidencias de este cambio son los enormes basureros de conchas encontrados en la costa sureste de Estados Unidos y en las costas meridionales de Venezuela, Colombia, Brasil, Chile, Perú y Panamá. En los valles y llanuras, realizaron sus primeras experiencias en agricultura. Existen indicios de este hecho en el valle de Tehuacán, Tamaulipas (México), costas del Perú y suroeste de Estados Unidos (Nuevo México).

Los primeros cultivos fueron la calabaza y el pimiento y posteriormente el maíz.  Durante el período del 2.000 al 1.500 a. C. la agricultura desplazó definitivamente de su lugar primordial a la recolección de frutos. Paralela y consecuentemente al desarrollo de la agricultura, los valles y llanuras se poblaron de pequeños núcleos de casas construidas con barro y cañas. También se desarrolló la alfarería. A esta segunda etapa, en la que nace la agricultura de América, se le llama arcaica.
Una vez que la agricultura se hubo arraigado en la cultura de los pueblos indígenas comenzó la formación de altas culturas, lo que se conoce como período formativo y comprendió desde el 1.500 a.C. hasta el 300 d.C. Nuevos cambios en las culturas  indígenas se abrieron paso. Las sociedades dejaron de ser buscadoras de alimentos y se convirtieron en productoras de alimentos, el maíz fue el cultivo principal de las culturas más avanzadas y la yuca o mandioca el de las menos desarrolladas.

Surgieron nuevos cultivos, como el del ají (chile), batata, frijoles, papa, cacao y algodón, además de la calabaza y el pimiento. Adoraban multitud de dioses, a los que asociaban con los diversos fenómenos naturales y a los que ofrendaban víctimas humanas.
La cerámica y la cestería se difundieron y perfeccionaron y crearon la industria del tejido. En algunos pueblos inventaron la metalurgia (con el oro y el cobre). Los grupos humanos indígenas definitivamente se volvieron sedentarios durante esta época. Son testimoniosde esta etapa las vasijas de un sólo color (monocromas), rojas o grises encontradas en Mesoamérica que comprende los territorios de México, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, esta cerámica tiene forma de globo y con tres patas alargadas muchas de ellas adornadas con incisiones hechas con los dedos antes de secarse el barro, o adornadas con pastillaje, o sea, colocando pilas de barro alrededor de la vasija previamente al cocimiento del barro.
También realizaron construcciones en piedra siendo característicos de esta época los centros ceremoniales de forma piramidal. En Suramérica, las culturas del período formativo fueron más abundantes que en Mesoamérica. Una de las más representativas fue la chavin de Huantar, que tuvo lugar en los Andes peruanos a 3.000 metros de altura. También en San Agustín y Tierra dentro hasta los taironas y muiscas, cuyos restos están en Colombia.

Hubo algunos pueblos indígenas en Mesoamérica, Perú y Bolivia que se desarrollaronnotablemente alcanzando la etapa de las altas culturas urbanas o período clásico.Este duró desde el 300 d.C. hasta el 1.000 d.C. Conformaron poblaciones urbanasnumerosas.
Edificaron ciudades con calles, plazas, templos y palacios. Realizaron una agriculturatecnificada con regadíos, en la que el cultivo común de todas ellas fue el maíz.
En estas culturas se dió la especialización de los oficios y el tiempo de ocio se invertíaen las ceremonias religiosas que a su vez dieron impulso a la construcción de centros ceremoniales. Desarrollaron la industria textil, y también la cerámica con variedad de  colores. El trabajo con metales prosperó, se organizaron en comunidades gobernadas por caciques. Los sacerdotes tenían gran influencia sobre las autoridades de estassociedades y con frecuencia eran a la vez los jefes políticos.
El uso del calendario fue otra de sus características, aunque no en todas ellas y en Mesoamérica se inventaron sistemas de escritura.
Como ejemplos de estas culturas clásicas están los Zapotecas, los constructores de la gran ciudad de Teotihuacan (en la que destaca la pirámide del Sol); los Toltecas, cuya ciudad Tula suplantó a Teotihuacan; y los Olmecas, todos en México. En Centroamérica los primeros Mayas y Quichés de Guatemala. Y en Suramérica la cultura Tiahuanaco en Bolivia, con sus majestuosos palacios, templos en forma de pirámide y sus esculturas y valiosos trabajos en bronce.

El último período y el más elevado de las culturas indígenas sólo lo lograron los mayas, aztecas e incas. Se trata del período de las grandes civilizaciones en expansión militar o período posclásico. Se realizó entre el 1.300 d.C. y finalizó alrededor del 1.500 d.C.