0
  • An empty cart

    You have no item in your shopping cart

Enter your keyword

post

La importancia de la nutrición en la edad escolar

La importancia de la nutrición en la edad escolar

Los niños en edad escolar (edades 6 a 12) necesitan alimentos saludables y bocadillos nutritivos. Tienen una tasa de crecimiento constante pero lenta y usualmente comen cuatro o cinco veces al día (incluidos bocadillos). Durante este tiempo, se establecen muchos hábitos alimenticios, gustos y aversiones.

A partir del tercer o cuarto año de vida los niños experimentan un crecimiento continuo durante una etapa bastante larga: la edad escolar.

La edad escolar es un período crucial, de máximo desarrollo intelectual y físico. Se distingue por una importante maduración. Los niños adquieren en ella grados de autonomía en diferentes aspectos. Entre ellos por supuesto la alimentación. Es capaz de comer solo aunque al principio necesita ayuda para algunas cosas como cortar con cuchillo o masticar sin dificultad. Es una etapa en la que empieza a consolidar la diversidad de alimentos en la dieta y la adaptación progresiva a la alimentación del adulto.

Los siguientes son consejos útiles a la hora de la comida para los niños en edad escolar:

  • Siempre sirva el desayuno, aunque sea «a las corridas». Algunas ideas para un desayuno saludable, rápido:
    • Fruta
    • Leche
    • Rosca de pan
    • Tostada con queso
    • Cereal
    • Sándwich de mantequilla de maní
  • Aproveche el gran apetito después de la escuela para servir bocadillos saludables como:
    • Fruta
    • Verduras y salsa
    • Yogurt
    • Sándwich de pavo o pollo
    • Queso y galletas
    • Leche y cereal
  • Establezca buenos ejemplos para los hábitos alimenticios.
  • Permita que los niños ayuden a la planificación y preparación de las comidas.
  • Sirva comidas en la mesa, en lugar de frente al televisor, para evitar distracciones.

Nutrición durante la edad escolar.

Recomendaciones 

  • Fomenta el consumo de frutas, verduras y hortalizas
  • Provoca un aporte de leche y derivados. Mínimo de unos 500 mililitros al día
  • Aporta proteínas de origen animal y vegetal
  • Potencia el consumo de legumbres y de pescados
  • Cuida que las raciones de carne no sean demasiado generosas
  • Impulsa el aceite de oliva frente a cualquier otra grasa como mantequilla o margarina
  • Evitar el exceso de sal
  • Limita el consumo de azúcar; caramelos, golosinas, bebidas azucaradas muy ocasionalmente
  • Toma agua como bebida principal