0
  • An empty cart

    You have no item in your shopping cart

Enter your keyword

post

Realidad Virtual en la Educación

Realidad Virtual en la Educación

La realidad virtual

Dicen que con la Realidad Virtual (RV) retenemos el 90% de la experiencia que vivimos, un porcentaje mucho mayor que si la leemos o la vemos. Por eso esta tecnología cuenta con un potencial enorme en el ámbito de la educación, actualmente muy basada en la memorización de las materias. Aunque todavía no se han popularizado de forma masiva, las gafas y los programas necesarios para adentrarse en la RV son cada vez mejores. Esto permite y, sobre todo, permitirá su expansión mucho más allá de los videojuegos, por ejemplo, en la medicina tanto para formación como para seguir terapias desde casa, en la industria del turismo o en el sector inmobiliario o el de la arquitectura, entre muchos campos. En todos, la clave está en la involucración.

En algunas áreas de la educación, la inmersión en un entorno virtual réplica de uno real da la posibilidad de trasladar a los alumnos hasta tiempos pasados y recorrer la Historia desde dentro, como un individuo más de esa época. De igual manera, en asignaturas como Biología, podrían explorar el cuerpo humano o el sistema solar como una aventura, pero sin salir de casa. Los estudiantes se involucran en las materias de forma divertida y con una retención considerablemente mayor puesto que se transmiten de sensaciones y vivencias en primera persona, no de forma pasiva como espectadores.

Desde hace un tiempo, un nuevo concepto ha comenzado a romper todos los esquemas y los métodos más tradicionales de enseñanza: El Aprendizaje Inmersivo.

La tecnología más futurista también está buscando hacerse un hueco en el sector educativo, un cambio necesario que puede llegar a despertar la motivación incluso del alumnado más reticente en nuestro actual sistema educativo.

La sociedad avanza a pasos agigantados, solo hace falta echar la vista atrás en el tiempo para descubrir todos los avances que han llegado de la mano de la ciencia, la investigación y la tecnología, cambios necesarios también para el sector educativo. La educación debe avanzar al mismo ritmo que lo hace la sociedad. La escuela debe ofrecer una formación altamente cualificada que permita al alumnado desarrollar sus talentos potenciales y hacer frente a las necesidades futuras. Tenemos la posibilidad de comenzar a cambiar nuestro sistema educativo, nuevas metodologías comienzan a hacerse un hueco entre los maestros y profesores que no se conforman con la metodología tradicional y apuestan por la innovación dentro del aula, empleando nuevas experiencias y recursos  que impliquen y motiven a sus alumnos como: Flipped Classroom, Mobile learning, Salas multisensoriales, y… ¿por qué, no? Aprendizaje Inmersivo.

¿Cuántas veces has dejado volar tu imaginación en clase? ¿Cuántas veces te has imaginado formando parte de la historia? Ahora… es posible.

El aprendizaje inmersivo hace referencia a un aprendizaje que utiliza y juega con la realidad virtual, la realidad aumentada o el vídeo en 360º, una posibilidad real para interaccionar con los contenidos que se pretenden transmitir a los alumnos. Tecnología que busca despertar todos los sentidos y llevar al alumnado a vivir una experiencia en otro nivel, despertando su curiosidad, motivación, implicación y creatividad, favoreciendo de esta forma la comprensión y asimilación de contenidos de forma natural. Una nueva herramienta que ayudará también al alumnado con dificultades educativas, estimulando sus sentidos y facilitando la comprensión.

Nuestra memoria es selectiva, esto quiere decir que recordamos sólo aquello que resulta más significativo para nosotros, por este motivo, el aprendizaje inmersivo busca adentrar al alumnado en una nueva práctica educativa, mediante cuentos y juegos interactivos, que permitirán trasladar a los alumnos a la antigua Grecia, a explorar el Universo, etc. recreando y formando parte de una experiencia única que no olvidarán y que les ayudará a entender cualquier ámbito o materia que propongamos, mejorando el proceso de enseñanza-aprendizaje.

“Me lo contaron y lo olvidé; lo ví y lo entendí; lo hice y lo aprendí” Confucio.