Consejos Prácticos para mejorar el rendimiento escolar de nuestros niños y niñas.

¿Tu hijo tuvo problemas con sus materias y calificaciones en el último ciclo escolar?

¿No sabes cómo lograr que el niño mejore sus notas?

No te preocupes, aquí te brindamos algunos tips para que tu hijo mejore su rendimiento escolar:

Investiga cuál es la razón de las malas notas

El primer paso es encontrar la razón por la cual tu hijo está teniendo un bajo rendimiento escolar. Las causas de las malas notas se pueden relacionar con diversas índoles y es muy importante saber interpretar los síntomas de estos problemas:

Métodos de estudio y aprendizaje poco eficientes. 
Cada niño aprende de distintas formas: algunos memorizan muy fácilmente datos y fórmulas, otros son más visuales, y otros aprenden mejor a través de historias.

Problemas emocionales.
Quizá tu familia esté pasando por un momento complicado y necesites reforzar el cariño y la confianza en tu hijo.

Alguna necesidad especial de aprendizaje.
Según el Informe Warnok, un niño con necesidades especiales de aprendizaje es aquel que requiere atención y recursos educativos específicos, distintos de los que necesitan los demás compañeros.

Para detectar cualquiera de los 3 casos, es importante que observes el comportamiento de tu hijo y hables con él sin regaños.

Establece horarios y un lugar de estudio

Tú mejor que nadie conoces la rutina y los horarios de tu hijo, aprovecha esto para establecer horarios ideales en los que el niño se encuentre mentalmente activo y escoge un espacio libre de distracciones que pudieran robar su concentración.

Enséñale a tu hijo diferentes métodos de estudio

Puedes iniciar enseñando las herramientas que mejor te resultaban a ti en tus años de estudiante: mapas mentales a partir de lecturas, leer mientras se subraya lo más importante para posteriormente hacer un resumen, hacer fichas de estudio; lo que sea necesario para romper con el tedio y la forma tradicional de estudiar, y realizar tareas que claramente no están siendo efectivas para el rendimiento escolar de tu hijo.